Quarta-feira, 19 de Setembro de 2018
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº1005
Menu

CADERNO DA CIDADANIA > ARGENTINA

Três jornalistas são ameaçados e agredidos em Santa Fé

Por Repórteres Sem Fronteiras em 12/08/2014 na edição 811
Texto em espanhol; intertítulo do OI

El 31 de julio pasado en la ciudad de Santa Fe (norte) tres periodistas de Radio Sol, fueron víctimas de agresiones, anteriormente ya habían recibido amenazas durante su emisión en directo por parte de sujetos que se ostentaron como miembros de fuerzas del orden público. Los profesionales de la información en Argentina denuncian además que la autoridad ejerce un hostigamiento frecuente, sobre todo en el interior del país.

“Los vamos a buscar a la puerta de la radio, no se metan con la Guardia Urbana”. Esta fue la amenaza que recibieron vía telefónica los conductores de Radio Sol Jorge Cantero, Ignacio Herraez y Alejandro Paganelli durante su emisión en directo el 31 de julio de 2014. Los individuos dijeron pertenecer a las fuerzas de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI). Más tarde, cuando los periodistas dejaban la estación, unos hombres encapuchados se abalanzaron sobre ellos. Jorge Cantero y Ignacio Herraez pudieran volver y protegerse en las oficinas de la radio mientras que Alejandro Paganelli logró refugiarse en su coche. Los agresores huyeron no sin antes haber intentado abrirlo a la fuerza y dañarlo.

Una investigación está en curso. Asimismo, el departamento de comunicación de la municipalidad de Santa Fe ha puesto en duda que miembros de la GSI hayan participado en los hechos, puesto que por el momento se trata sólo de sospechas.

De acuerdo con el Foro de Periodistas Argentinos (Fopea) hace ya dos meses que los periodistas de Radio Sol, incluidos su director Juan Ignacio Citroni, son el blanco frecuente de amenazas. En virtud de lo anterior, se les ha asignado una protección policial durante el día. Actualmente dicha protección se ha extendido también por la noche.

Tentativa de censura

“Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades para que identifiquen a los responsables lo antes posible. De nada servirán en el largo plazo las medidas de seguridad tomadas si estos hechos no se condenan ni se erradican”, declaró Camille Soulier, responsable del Despacho Américas de dicha organización.

Argentina es un país relativamente seguro para el ejercicio periodístico. Sin embargo las autoridades no dudan en usar la fuerza o la censura para controlar aquella información que les resulta incomoda, esto sucede principalmente en el interior del país. Así, podríamos mencionar un par de ejemplos: Martín Sereno, colaborador del cotidiano Primera Edición y de Radio San Martín fue agredido físicamente por el intendente de una municipalidad en la provincia de Misiones (norte) cuando entrevistaba a un grupo de damnificados de una inundación. Asimismo, el 19 de junio pasado la Policía Nacional detuvo a un camión de distribución de la revista La Tecla en la provincia de Buenos Aires. Según los consejeros legales del medio impreso la operación fue llevada a cabo de manera irregular y sus directores estiman que tal proceder intentaba censurar un reportaje sobre malversación de fondos en el que está implicado el alcalde de la ciudad José C. Paz.

Argentina se encuentra en el lugar 55, entre 180 países, en la edición 2014 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensade Reporteros sin Fronteras.

******

http://es.rsf.org

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem