Segunda-feira, 20 de Novembro de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº966

CADERNO DA CIDADANIA > PARAGUAI

Jornalista de rádio é assassinado na fronteira com Brasil

Por Repórteres Sem Fronteiras em 16/03/2015 na edição 842
Texto em espanhol; intertítulo do OI

Gerardo Servian Coronel, periodista paraguayo de la radio Ciudad Nueva, de Zanja Pytá, departamento de Amambay (cerca de la frontera brasileña), fue asesinado en Ponta Porã, Brasil, el jueves, 4 de marzo. Un nuevo asesinato que recuerda la alarmante situación de los periodistas en la región.

Dos hombres armados que circulaban en motocicleta asesinaron a Gerardo Servian Coronel en Ponta Porã, Brasil, cerca de la frontera con Paraguay. El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) señaló que el periodista era “crítico de la administración pública en su ciudad”. El propietario de la radio Ciudad Nueva, Miguel Orlando, dijo no saber si el periodista había recibido amenazas. Su hermano, Gerardo Servian Coronel, también periodista, había recibido amenazas de muerte después de que trabajó con Santiago Leguizamón, director de la radio Mburucuyá (Pedro Juan Caballero, Amambay), asesinado en abril de 1991; el crimen sigue impune hasta ahora.

“Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades brasileñas a emprender una investigación exhaustiva, independiente e imparcial y a no excluir la hipótesis de que el homicidio pudo estar relacionado con su actividad profesional. Este crimen no debe sumarse a la lista de asesinatos de periodistas que permanecen en la impunidad en esta región fronteriza”,señaló Claire San Filippo, responsable del Despacho Américas de nuestra organización. “Pedimos encarecidamente a las autoridades paraguayas y brasileñas que establezcan medidas de protección eficaces para que los periodistas puedan realizar su trabajo informativo en estos países sin temer por su vida”, agregó.

Impunidade continua sendo norma

Según organizaciones de defensa de los periodistas paraguayos, Gerardo Servian Coronel es el 17º periodista asesinado en el país en los últimos veinte años. Estos asesinatos han sido perpetrados principalmente como represalia por investigaciones sobre los nexos entre las operaciones del crimen organizado y las actividades políticas. Este asesinato tuvo lugar un día después del arresto de Wilmar “Neneco” Acosta en Dourados, Brasil. El exalcalde del municipio de la ciudad fronteriza de Ypehú está acusado de haber ordenado el asesinato del periodista Pablo Medina, corresponsal del diario ABC Color, y de su asistente, Antonia Ledesma, en Canindeyú, en octubre de 2014. El periodista había recibido numerosas amenazas debido a sus reportajes sobre el narcotráfico.

El eje fronterizo del norte de Paraguay, en el que se encuentra el departamento de Amambay, es una plataforma del tráfico de droga con destino al Cono Sur. La zona sigue siendo muy peligrosa para los periodistas, que padecen de lleno las repercusiones de la violencia de los narcotraficantes y de las autoridades locales corruptas. En 2014 se registraron dos casos de periodistas asesinados en los que el crimen estuvo directamente relacionado con su actividad profesional. La impunidad sigue siendo la regla y el país sufre cruelmente de la falta de un mecanismo nacional de protección.

Paraguay se encuentra en el lugar 109, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015de Reporteros sin Fronteras.

******

http://es.rsf.org

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem