Sábado, 25 de Novembro de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº967

CADERNO DA CIDADANIA > MÉXICO

Questões levantadas pela demissão de uma jornalista

Por Repórteres Sem Fronteiras em 31/03/2015 na edição 844
Texto em espanhol; intertítulo do OI

Tras la difusión de información errónea en la que se señalaba que Reporteros sin Fronteras (RSF) consideraba que el despido de Carmen Aristegui no tenía que ver con un problema ligado a la libertad de expresión, nuestra organización desea precisar su posición y lamenta la instrumentalización de esta información para minimizar el impacto de este despido. Reporteros sin Fronteras expresa su preocupación por la decisión de la empresa MVS de despedir a la periodista y a sus colaboradores, en medio de una delicada situación para la libertad de expresión en México.

Las diferencias entre la periodista Carmen Aristegui y la empresa MVS Noticias se remontan al 11 de marzo pasado, cuando se encontró el logotipo de MVS en el sitio web de MexicoLeaks, después de que la periodista anunciara que MVS participaría en el proyecto de la plataforma independiente. MVS reaccionó de inmediato a través de los medios de comunicación denunciando el supuesto uso sin permiso de su marca y anunciando que tomaría “medidas pertinentes”. Al día siguiente Daniel Lizárra e Irving Huerta, dos periodistas del equipo de Carmen Aristegui, fueron despedidos. Ellos formaban parte del equipo de periodistas que en noviembre pasado reveló la existencia de una lujosa mansión presidencial conocida como la “casa blanca”. El 15 de marzo Carmen Aristegui también fue despedida. La empresa MVS Radio, de Joaquín Vargas, dijo públicamente que rechazaba su ultimátum – la periodista había puesto como condición que se reinstalara a sus colegas para continuar con su noticiero – y decidió despedirla.

“El despido tajante de Carmen Aristegui y de sus colegas, el que el grupo MVS haya preferido la confrontación mediática y su decisión de no aceptar la mediación, son hechos muy preocupantes en lo que concierne a la libertad de expresión y el derecho a la información, en medio de una situación muy difícil y tensa para los periodistas mexicanos”, señaló Reporteros sin Fronteras. “En vista del trabajo de investigación de la periodista, muy crítico frente al gobierno, no es posible dejar de interrogarse respecto a las verdaderas razones que se esconden tras este despido”, añadió.

“Pressões presidenciais”

El 19 de marzo de 2015 Carmen Aristegui dio una conferencia de prensa vía internet en la que señaló respecto a su despido: “Que quede claro que este asunto no es entre particulares”, como lo indicó en un comunicado la Secretaría de Gobernación, sino que esta decisión tiene un trasfondo obscuro: “La secuencia de hechos nos indica que esto fue fraguado con anticipación […] MexicoLeaks y [el uso sin permiso de] la marca [MVS] nos ha sonado, desde el primer momento a pretexto”, precisó.

En una entrevista concedida a la revista Proceso el 22 marzo, Carmen Aristegui explicó que no tiene ninguna duda sobre el hecho de que las presiones presidenciales son la verdadera razón de su despido. La periodista indicó que la Presidencia de la República había presionado a MVS para que ese reportaje no fuera difundido en su popular programa Noticias MVS, el 9 de noviembre de 2014.

México ocupa el lugar 148, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteraspublicada en febrero de 2015.

******

http://es.rsf.org

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem