Sexta-feira, 22 de Setembro de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº958

CADERNO DA CIDADANIA > PARAGUAI

Conflitos diminuem mas a divisão cresce

Por Repórteres Sem Fronteiras em 10/07/2012 na edição 702
Texto em espanhol; intertítulo do OI

La tensión parece calmarse al interior de los medios de comunicación públicos – TV Públicay Radio Nacional– luego de los intentos de censura que se dieron como resultado del golpe parlamentario que derrocó al presidente Fernando Lugo, el 22 de junio de 2012. Reporteros sin Fronteras mantiene su vigilancia después de la tregua – provisional – en la opinión pública impuesta por la visita, del 2 y 3 de julio en Asunción, del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

“Esperamos que ninguna de las libertades fundamentales, empezando por la de informar y ser informado, sufra algún perjuicio o impedimento en las manifestaciones programadas para este 5 de julio, en una convocatoria hecha tanto por parte de los partidarios de Fernando Lugo, como también por aquellos que apoyan al gobierno actual. Los primeros, quienes están presentes constantemente frente a la sede de TV Pública, han denunciado la infiltración de hombres armados en sus congregaciones. La división y la polarización se anclan en la opinión pública. Esta realidad puede exponer a los periodistas a la hostilidad en las calles, pues son relacionados directamente con la afiliación a los medios a los cuales pertenecen. Los directores de edición de los medios deben, a su vez, tener en cuenta la magnitud de este problema”, declaró Reporteros sin Fronteras.

Pressões para fechar pequenas emissoras

La resistencia de los empleados de TV Pública obligó al nuevo director Carlos Filippi, a abandonar su cargo después de cinco días de haber sido nombrado por el nuevo gobierno de Federico Franco, el 28 de junio de 2012. A partir de ese momento ha sido Judith María Vera, antigua directora de Radio Nacional, quien ha asumido la gestión provisional del canal. Según nuestras fuentes, el programa Micrófono Abierto, que había sido víctima de la censura desde el 22 de junio, reestableció su formato y su difusión. De igual forma, el programa semanal Ape ha Pepe (“aquí y allá”, en guaraní), de Radio Nacional, que había sido suspendido de las ondas el 23 de junio, regresó al aire una semana después. Una de nuestras fuentes, que trabaja en el sector público, manifestó sin embargo su preocupación por los recortes presupuestarios que el Congreso pueda realizar en contra de estos medios de comunicación, que nacieron durante el gobierno de Fernando Lugo.

Un interlocutor de Voces Paraguay (http://www.vocesparaguay.org.py/), una de las principales asociaciones de radios comunitarias y de medios de comunicación alternativos en el país, dijo a Reporteros sin Fronteras que teme las presiones de los grupos de prensa mayoritarios sobre el nuevo gobierno para lograr el cierre de las pequeñas estaciones de radio. Como sucede en algunos países vecinos, el país sufre de una falta de regulación equitativa de las frecuencias.

www.rsf.org

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem