Sexta-feira, 15 de Dezembro de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº970

CADERNO DA CIDADANIA > PERU

Jornalista seqüestrado por oficiais do exército

Por Gustavo Gómez em 24/06/2008 na edição 491

El periodista de la radio La Voz de la Selva, Genaro Alvarado Tuesta – de sólo 18 años – fue secuestrado y agredido por oficiales del ejército peruano mientras realizaba una entrevista a Freddy Huayunga Vela, soldado que resultara herido luego de un enfrentamiento con integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), quien se encuentra internado en el hospital militar Santa Rosa.

Los hechos ocurrieron sobre las 6 de la mañana – hora local – del 16 de junio, cuando el joven reportero logró ingresar al lugar en el que se encontraba Huayunga Vela con el fin de recabar su testimonio respecto a lo sucedido en el puesto de vigilancia con los guerrilleros colombianos. Pasados cinco minutos de comenzada la entrevista, informa la Coordinadora Nacional de Radio (CNR) que ‘miembros del Ejército ingresaron abruptamente a la habitación. Tras ser reducido, Alvarado Tuesta fue maniatado y encerrado en una habitación por espacio de 30 minutos. Además, le quitaron todas sus pertenencias, entre ellas los equipos de comunicación’.

Un número importante de periodistas de distintos medios de comunicación se hicieron presentes en el hospital para exigir la liberación de su colega. Cuando finalmente fue liberado, Alvarado declaró que ‘me hicieron heridas en el pecho, destrozaron mi ropa y me advirtieron que me seguirán a través de su servicio de inteligencia. Nosotros sólo buscamos la verdad y por eso entrevistamos al soldado. Las autoridades militares nunca dicen la verdad sobre este tipo de hechos y por eso hicimos todo lo posible para lograr la entrevista. Voy a denunciar a estos malos militares por el atropello que sufrí’, según lo publicado por la Coordinadora Nacional de Radio en su sitio web.

Acusações desmentidas

Al día siguiente presentó la denuncia formal contra sus agresores ante la Quinta Fiscalía Mixta de Maynas en compañía de su representante, Rita Ruck Riera, abogada de derechos humanos del Vicariato Apostólico de Iquitos, por los delitos de maltrato físico y psicológico, y secuestro.

En declaraciones públicas, Alvarado declaró que ‘nosotros desconfiamos del Ejército, más aún porque el jefe de la Quinta Región Militar del Oriente, Francisco Vargas Vaca, ha desmentido la presencia de guerrilleros de las Farc en nuestra zona de frontera’.

El jefe de la Quinta Región Militar del Oriente, Francisco Vargas Vaca, presentó una denuncia contra el periodista agredido. Según el militar, el reportero radial ingresó al hospital presentando una falsa identidad y para lograr la entrevista ofreció dinero al soldado.

Ambas afirmaciones fueron desmentidas por colegas de otros medios de comunicación. Según informa la CNR, ‘Rosa Cárdenas, periodista del diario La República, aseguró que estuvo junto a Genaro Alvarado el día que ingresó al hospital militar para lo cual se identificó con su documento nacional de identidad (DNI)’. A su vez, ‘similar posición tuvo Jorge Carrillo, editor del diario Pro y Contra, quien demandó tolerancia al jefe militar en relación al trabajo de los medios de comunicación que solo buscan llegar a la verdad de los hechos’.

Lilia Reyes Ruiz, representante de Defensoría del Pueblo (DP), repudió la agresión y anunció que se iniciará una investigación sobre lo ocurrido [18 de junio de 2008].

******

Diretor do Programa de Legislações e Direito à Comunicação da AMARC-ALC

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem