Domingo, 25 de Fevereiro de 2018
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº975

INTERESSE PúBLICO > RÁDIOS COMUNITÁRIAS

Os 25 anos da Amarc

02/12/2008 na edição 514

En agosto de 1983, los radialistas y defensores de los medios de comunicación comunitarios se dieron cita en Montreal para organizar la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc).

Hoy día, 25 años mas tarde, nos encontramos nuevamente en Montreal, en representación de un movimiento global de productores de radios comunitarias, activistas del derecho a la comunicación, académicos, investigadores, de Organismos no-gubernamentales, mujeres y hombres que trabajan juntos para crear un mundo más justo y humano gracias a la comunicación y específicamente de la radio comunitaria.

El mundo ha cambiado en estos 25 años, y no ha mejorado. Nuevas teconologías de la información y de las comunicaciones han contribuido al desarrollo de la radio comunitaria pero estamos confrontados al desafío de construir una sociedad de la información anclada en el respeto de los derechos humanos. Tal expansión de los conglomerados de medios de comunicación privados transnacionales y la concentración de la propiedad amenazan el pluralismo y la diversidad de contenidos en los medios de comunicación. Nuevos desafíos como el respeto del medio ambiente y el cambio climático acompañan la exclusión social, la pobreza, la inseguridad alimenticia, el acceso al agua potable y la construcción de la democracia. El mundo esta confrontado a un crisis financiera global y a una crisis de de la globalización neoliberal que aumentará las desigualdades sociales y la distancia entre ricos pobres.

Ideais democráticos

Nos hemos reunido no sólo para celebrar lo avanzado en los últimos 25 años, sino que también para reflexionar sobre nuestras estrategias políticas para el futuro. La radio sigue siendo fundamental e importante en el mundo de hoy día. Amarc ha crecido de una red de cientos a miles de radios comunitarias que representan un sector dinámico de radios comunitarias que aboga por el derecho a la comunicación en más de 118ç países y confronta los desafíos del siglo 21. Constatamos que la ausencia de reconocimiento legal por los gobiernos y los desafíos de sustentabilidad siguen limitando la contribución potencial de las radios comunitarias.

Un rol persistente de Amarc es seguirá siendo un espacio donde la gente – mujeres y hombres, jóvenes y ancianos, con diversos intereses y capacidades, de diversas orientaciones políticas, religiosas, sexuales, clases sociales, castas y etnias – pueden articular sus visiones, escuchar al otro y dialogar. Seguirá siendo un lugar de encuentro, un terreno para debates abiertos sobre derechos humanos, igualdad de género, sobre la paz y los conflictos armados y una larga lista de temas relevantes para las comunidades de marginados y subrepresentados.

Temas que no encontrarían espacios en los medios de comunicación por intereses probados o gubernamentales.

En nuestro 25º aniversario, reafirmamos nuestro compromiso de llegar a más gente en todo el mundo en comunidades locales para favorecer que las más diversas expresiones se articulen para promover ideales de libertad, democracia, igualdad, justicia y paz.

Princípios devem ser respeitados

Agradecemos a la gente y la ciudad de Montreal, sede de nuestro secretariado internacional y donde realizamos este simposio internacional sobre las radios comunitarias para el empoderamiento y el desarrollo. El simposio nos permitió analizar y reflexionar sobre el rol de las radios comunitarias en crear un contexto que prioriza el empoderamiento y el desarrollo centrado en la gente antes que los intereses políticos o comerciales de unos pocos. También nos ha permitido intercambiar visiones e ideas sobre como aumentar la eficacia de las radios comunitarias en tanto instrumento para combatir las pobreza, la exclusión, la intolerancia y un mecansimo para promover el derecho a la comunicación, los derechos humanos, la igualdad de género, la buena gobernanza, la transparencia, la paz y la justicia social.

Nosotros, representantes y miembros de Amarc de África, de Asia y el Pacífico, de América Latina y el Caribe, de Europa y Norteamérica, considerando la Declaración de Amán, ratificada por miembros de radios comunitarias participantes en la Asamblea General de AMARC en Amán, Jordania, el 16 de noviembre de 2006; considerando la Declaración Conjunta sobre la diversidad de la radiodifusión adoptada el 12 de diciembre de 2007 por el Relator Especial de la Naciones Unidas sobre la Libertad de Opinión y de Expresión, el Representante de la Organización de la Seguridad y la Cooperación Europea sobre la libertad de los Medios de Comunicación, el relator Especial de la Organización de Estados Americanos sobre la Libertad de Expresión, y el Relato Especial de la Libertad de Expresión y de Acceso a la Información de la Comisón Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos;

Declaramos:

Obligaciones de los Estados

Que los principios establecidos en de Amarc sobre Regulación Democrática de la radiodifusión Comunitaria (3 de Mayo de 2008) deben ser respetados por los gobiernos como estándares apropiados del sector. Como tales, deben, ser incorporados en marcos legales y de políticas, tomando en cuenta los diversos contextos culturales y de desarrollo.

Acesso à difusão digital

Especificamente,

* Los Estados deben asegurar el respeto de sus obligaciones internacionales en el área de la libertad de expresión, incluyendo los medios comunitarios.

* La radiodifusión comunitaria debe ser reconocida en las leyes y políticas nacionales con sus particularidades distintivas, y los radiodifusores comunitarios deben gozar de un acceso equitativo y justo a las frecuencias del espectro radial y otras plataformas de difusión, incluídas las plataformas digitales.

* Los procedimientos de alocación de licencias y frecuencias para los radiodifusores comunitarios deben ser justos, abiertos y transparentes, y la implementación d estos procedimientos debe ser controlado por una instancia de regulación independiente.

* Los radiodifusores comunitarios deben tener acceso a diversas fuentes de financiación libres de restricciones no racionales. Esto puede incluso, y esas medidas deben incluir el dedicar recursos suficientes ir fondos públicos que son administrados de manera en que no limiten su independencia.

* Los Estados deben tomar medidas adecuadas para terminar con el clima de impunidad existente, y esas medidas deben incluir el dedicar suficientes recursos y atención como para prevenir ataques de gobiernos y otros contra los periodistas, las radios comunitarias y los medios de comunicación y los periódicos independientes que ejercen su derecho a la libertad de expresión, investigando esos ataques cuando ellos ocurren, traduciendo los responsables ante la justicia y compensando las víctimas.

* Los Estados deben tomar las medidas adecuadas para asegurar que las radios y la televisión comunitaria tengan acceso a la difusión digital y a todas las nuevas tecnologías que les sirvan para su trabajo. Los Estados también deben dar los pasos necesarios para asegurar un acceso razonable y equitativo de las radios comunitarias a la radio por satélite.

Contribuição social

Los radiodifusores comunitarios

Nos comprometemos a combatir contre la imagen negativa y estereotipada de las mujeres en los medios de comunicación. Reafirmamos we commit ourselves to challenge the dominant negative and stereotypical images of women in the media. Reafirmamos nuestro compromiso para que las mujeres tengan garantías de acceso y participación en la toma de decisiones en los medios de comunicación en todos los niveles y que se promueva la producción de programas radiales que celebran la diversidad de las mujeres y valoran su contribución a la sociedad.

Confirmamos nuestro compromiso de responder a las necesidades específicas de los niños y la juventud tanto en nuestra programación como en la participación de niños y jóvenes en la producción de programas radiales.

Nos comprometemos a apoyar el desarrollo de la radio comunitaria en nuevos países y desarrollar solidaridad y abogacía para un mayor reconocimiento internacional y nacional de la contribución social cuando está en peligro.

Promoção e proteção dos direitos

Nos comprometemos en aumentar el impacto de la radio comunitaria en cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio, en la solución de conflictos, en la construcción de la paz, la reducción de la pobreza y en confrontar los desastres naturales, el cambio climático y la deterioración del medio ambiente, reforzando las alianzas y la coordinación entre las radios comunitarias y los organismos no-gubernamentales, e investigadores, movimientos de la sociedad civil y aliados.

Insistimos en la importancia de las radios comunitarias en el empoderamiento de las comunidades locales gracias a la educación, el aprendizaje y el intercambio de conocimientos y el desarrollo de capacidades en las comunidades.

Insistimos en el papel jugado por las radios comunitarias como productores de cultura, de reforzamiento de los derechos culturales, y, particularmente los derechos de las minorías linguisticas y culturales.

Reconocemos que la radio comunitaria juega un papel importante en ayudar a comunicar y en la protección de la cultura francófona en Canada.

Terminamos este evento reafirmando nuestro compromiso de realizar nuestras demandas expresadas en esta declaración y prometemos seguir trabajando en la promoción y en la protección de los derechos de la gente a la comunicación y a todos los derechos inscritos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. [Montreal, el 7 de noviembre de 2008]

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem