Quinta-feira, 24 de Maio de 2018
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº988
Menu

PRIMEIRAS EDIçõES > LA VANGUARDIA

Josep Maria Casasús

Por lgarcia em 16/10/2002 na edição 194

LA VANGUARDIA

"La fotografía está bajo sospecha" copyright La Vanguardia, 13/10/02.

"En los viejos libros de espiritismo aparecían gentes en aparente estado de levitación. ??Levita el niño que aparece en esta foto sin nada bajo sus pies??, pregunta el lector Pedro Coro, de Valencia. Es una instantánea de la serie de fotos de Koldo Chamorro integradas en el reportaje de Francesc Escribano sobre Pere Casaldàliga (?Magazine?, 4/VIII/2002).

El recelo que revela esta pregunta irónica no se desvanece con el paso del tiempo ni con mi aclaración privada al lector que la formuló. Tiene interés general permanente.

El niño no levita, por supuesto. Tampoco se trata de un montaje fotográfico. Lo constato al examinar el original de esta imagen. El niño se aguanta con unos alambres tensados entre postes. Puede verse que tiene sus pies sobre un alambre. Otro alambre le remanga la pernera izquierda de su calzón. La reproducción en prensa de esta instantánea no permite apreciar todos estos detalles.

El pie de foto publicado decía: ?Cinco niños juegan a mantener el equilibrio sobre unos troncos en un descampado?. No es exacto. No todos están sobre un tronco.

Es explicable que esta foto causara perplejidad y que provocara desconfianza en algunos lectores. La principal función de las fotos periodísticas es reforzar la credibilidad de los contenidos. Las fotos aportan credibilidad visual, del mismo modo que gráficos y cuadros aportan credibilidad estadística (cuando están bien hechos, por supuesto).

Con las posibilidades actuales de tratamiento técnico de las imágenes puede debilitarse la confianza en la fotografía. Así lo admite Pepe Baeza, redactor jefe de Fotografía del ?Magazine?, a quien pedí una explicación: ?El estado de sospecha permanente que han suscitado las tecnologías digitales de la imagen hace que, más que nunca, los periodistas debamos estar dispuestos a explicar la génesis de cualquier fotografía que publiquemos. La foto de unos niños haciendo equilibrios sobre postes y alambres, que ha provocado el recelo de un lector de ?Magazine?, es un registro estricto de la realidad que puede provocar el mismo ?trompe d’oeil? que a veces sufren nuestras percepciones visuales directas. El autor de esta foto es Koldo Chamorro, un prestigioso y muy estricto documentalista que es bien conocido por su forma precisa y esencial de entender la fotografía como medio de acceder a un sentido de lo real; jamás hubiera alterado un elemento visual para reforzar la eficacia de una de sus fotos. Nosotros lo suscribimos.?

Otros lectores, Mireia Moreu y Mateo Castaño, expresaron sus quejas porque en ?Qué Más!? aparecen alguna vez fotos invertidas: personajes que miran hacia la izquierda en la portada y miran hacia el lado contrario en la misma foto que reaparece en páginas interiores. Es un error, por supuesto, puesto que no valen aquellos argumentos de una escuela de diseño que imponía esos falseamientos alegando que los personajes ?deben mirar hacia el interior de la página?.

Tres fotos del Onze de Setembre del 77, publicadas el pasado 11 de septiembre, intrigaron a un lector. No entendía desde dónde se obtuvieron. Creía que el diario las había reproducido al revés. No es así. Las fotos no están invertidas. Ocurre que el paisaje urbano ha cambiado. Se hicieron desde un piso del n.? 3 de ronda Sant Pere. Son de Sebastià Forné, lector que las ofreció a ?La Vanguardia? con motivo de aquel aniversario.

Es lógico que un diario con el arraigo de ?La Vanguardia? reciba este tipo de colaboraciones fotográficas espontáneas de los lectores. La redacción las agradece vivamente."

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem