Quinta-feira, 17 de Agosto de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº954

PRIMEIRAS EDIçõES > CUBA

Liberdade de expressão para quem?

Por lgarcia em 07/10/2003 na edição 245

CUBA

A decisão de descartar uma coluna do ditador cubano Fidel Castro do jornal El Diario-La Prensa levou à demissão repentina de Gerson Borrero, editor-chefe do diário, em 30/9. Borrero disse que sairia do jornal como editor, mas continuaria como colunista.

O editor decidiu deixar o jornal porque seus proprietários passaram por cima de sua autoridade ao derrubar um artigo escrito por Fidel. A coluna do presidente já estava sendo anunciada desde a semana anterior ao planejado para sua publicação.

De acordo com um funcionário do jornal que pediu anonimato, três colegas cubanos haviam escrito uma carta chamando o artigo de Fidel, sobre os programas de educação do governo, de propaganda política, segundo informações de Maite Junco e Albor Ruiz [New York Daily News, 30/9/03].

O artigo de Fidel Castro provocou protestos de exilados cubanos nos EUA. Sem imprimir o texto, o jornal acabou sendo acusado de autocensura.

No dia 1o/10, o cubano radicado na Flórida Max Lesnik transmitiu a respeito o seguinte artigo (aqui reproduzido na íntegra, em espanhol) na Rádio Miami:


"?Libertad de espresión para quien?

De nuevo está a debate el tema de la libertad de expresión y la censura de prensa con motivo de la renuncia reciente a su cargo de director del diario ?La Prensa? de New York, del periodista puertorriqueño Gerson Borrerro. La empresa canadiense ?Knight-Paton Media?, propietaria del periódico hispano más antiguo de esa ciudad norteamericana le prohibió al director del diario que publicara un artículo escrito especialmente para dicho periódico por el Jefe del Estado cubano Fidel Castro sobre el sistema de educación establecido en Cuba, que es sin duda una de los logros más significativos de su gobierno, realidad que reconocen hasta los mas encarnizados adversarios de la Revolución Cubana.

De acuerdo a lo que se ha dicho sobre el caso, el diario ?La Prensa? había anunciado en ediciones anteriores la publicación del artículo escrito por Castro provocando una serie de cartas de protestas dirigidas a la empresa por cubanos de la extrema derecha del exilio. Entre ellas una firmada por el músico Paquito de Rivera así como otra del comunista de allá y ahora ex comunista de acá, columnista habitual del diario, Alcibíades Hidalgo, un oscuro ex edecán cachanchan del General Raúl Castro, Ministro de las Fuerzas Armadas cubanas.

Así las cosas, los propietarios del periódico ordenaron al director Borrero que cancelara el artículo de Fidel y en consecuencia el director presentó su renuncia si bien continúa escribiendo para esa publicación en calidad de colaborador de las páginas de opiniones.

? Hubo censura en el diario ?La Prensa? y ha sido coartada en esa publicación la libre emisión del pensamiento? La pregunta tiene varias respuestas. Porque evidentemente, censura hubo y no se respetó la libre expresión de una opinión de la importancia de un Jefe de Estado, independientemente de sí se está o no de acuerdo con su pensamiento político. Sin embargo por otra parte no hay que olvidar que ?La Prensa? es una empresa que funciona bajo el sistema capitalista y por lo tanto sus dueños tienen el derecho a decidir que se publica y que no se publica en su periódico de acuerdo a lo que ellos entiendan que favorezca o perjudique a sus intereses de negocios.

Dice un viejo refrán que el que paga manda. Y eso es lo que acaba de ocurrir en el diario ?La Prensa? de New York. Sucede además en todos los órganos de comunicación, aún aquellos que se dicen muy ?democráticos?, pero que cuando son afectados sus intereses económicos, ahí termina su canto a la libertad de expresión.

Claro que puede haber excepciones. Una de ellas fue el caso de la revista Réplica de Miami, de la cual éramos el propietario y director, que tuvo que dejar de publicarse en medio de una ola de bombas terroristas que pretendían y lo lograron, silenciar nuestro derecho a la libre expresión del pensamiento. Por un tiempo. Acabaron con Réplica pero no con nuestro empeño de seguir diciendo lo que pensamos sin temor ni favor. Y aquí estamos.

Los que escuchan Radio-Miami son testigos ciertos de que en este programa si se practica la libertad plena de expresión. Nuestros ?Micrófonos Abiertos? son abiertos de verdad, sin trampas ni trucos, donde nuestros adversarios dicen lo que quieren, aún los insultos más soeces a lo Zoe Valdés, sin que los saquemos del aire como es costumbre en otras emisoras de Miami.

Pero Réplica, como lo es hoy Radio-Miami, son excepciones que confirman la regla. La libertad de expresión es un derecho que todos tienen hasta que toca los intereses del propietario de la publicación, sea esta radial, impresa o de televisión. Lo único que se escapa ahora ? y vamos a ver que pasa en el futuro- es la Internet.

Para decirlo claro, lo que ha ocurrido en el diario ?La Prensa? es lo que pasa todos los días en el mundo de las publicaciones. Solo que no todos los días renuncia un director. Bienvenido, si lo desea, el señor Borrero a los micrófonos de Radio-Miami. Aquí no hay censura para Ud. ni para nadie. Hasta que una bomba terrorista diga: ?Silencio! ?Se acabó!

Habló para Réplica de Radio-Miami Max Lesnik."


Pela liberdade de Raúl Rivero

Em comunicado de 30/9, as organizações Repórteres Sem Fronteiras e Sin Visa anunciaram a criação de um comitê de solidariedade ao povo cubano. Artistas e intelectuais se reuniram no dia 29/9, em Paris, em ato de protesto chamado "Cuba Si, Castro No", contra a prisão do poeta e jornalista Raúl Rivero, preso em março no mais recente ataque maciço de Fidel Castro contra seus dissidentes. O acompanhamento da situação da imprensa em Cuba pela RSF pode ser conferido no sítio <www.rsf.org>. A íntegra da nota sobre a criação do comitê está abaixo, em espanhol:


"Reporteros sin Fronteras y la asociación Sin Visa crean un comité de apoyo al poeta y periodista cubano Raúl Rivero

Ayer, acudiendo a la llamada de Reporteros sin Fronteras y la asociación Sin Visa, más de mil personas se reunieron en la gran sala del Teatro del Rond-Point, en París, y delante de una pantalla colocada en el exterior, en una velada de solidaridad con el pueblo cubano, Cuba Sí, Castro No, presidida por el escritor Jorge Semprún y orquestada por el escenógrafo y director de teatro Jean-Michel Ribes.

Intelectuales, escritores, periodistas e historiadores (Laure Adler, Michel Broué, Louis Joinet, Eduardo Manet, Robert Ménard, Edgar Morin, Christine Ockrent, Edwy Plenel, Yves Simon, Benjamin Stora, Zoé Valdés…), y personalidades del mundo de las artes y el espectáculo (Pedro Almodóvar, Pierre Arditi, Ariane Ascaride, Catherine Deneuve, Sophie Marceau, Barbara Schulz), se movilizaron para recordar la situación de los derechos humanos en Cuba y sensibilizar al público en el necesario compromiso a favor de los 75 disidentes recientemente encarcelados por haberse atrevido a desafiar a Fidel Castro.

Tras las imágenes del proceso Ochoa en 1989, Catherine Deneuve (foto) abrió la velada leyendo un extracto de un prometedor discurso de Fidel Castro en 1959, en el que declaraba : ?Ha llegado el momento de que los fusiles se arrodillen ante la opinión pública?.

?Han pasado más de cuarenta años y el pueblo continúa arrodillado ante los fusiles. Estamos aquí para exigir a Castro que cumpla sus promesas?, encadenó Jorge Semprún, presidente de la velada, quien denunció ?las ocultaciones de la verdad que durante mucho tiempo han sido patrimonio de la izquierda?.

Cristina Rivero, la mayor de las dos hijas de Raúl Rivero, fundador de la agencia de prensa Cuba Press, llegada especialmente desde Miami para dar testimonio de la suerte que ha corrido su padre condenado a 20 años de cárcel, invitó al público a ?abrir los ojos sobre Cuba?.

Por su parte, Pedro Almodóvar se dirigió al jefe del Estado cubano : ?Señor Castro, hace 44 años el mundo democrático le admiró por liberar al pueblo cubano de una terrible dictadura. Desde mi pequeñez de director español de cine, yo le aconsejaría que volviera a portarse como un revolucionario, y de nuevo librara a su pueblo de otra dictadura, la que usted mismo representa?.

La velada contra la represión y por la libertad hizo un balance de la situación cubana y de las condiciones en que están detenidos los 75 disidentes, actualmente entre rejas. La organización de defensa de la libertad de prensa propuso algunas acciones concretas y, junto con Sin Visa, la creación de un comité de apoyo a Raúl Rivero, galardonado con el Premio Reporteros sin Fronteras – Fundación de Francia en 1997 que es, a los ojos del mundo, una de las figuras emblemáticas de la disidencia cubana privada de la palabra.

Entre los primeros miembros firmantes de ese comité de apoyo presidido por Jorge Semprun están : Laure Adler, Pedro Almodóvar, Pierre Arditi, Philippe Augier, Michel Broué, Pascal Bruckner, Elizabeth Burgos, Daniel Cohn-Bendit, Ileana de la Guardia, Catherine Deneuve, Laurent Fabius, Christophe Girard, Romain Goupil, Michel Granger, Bernard Henri-Levy, Jack Lang, Louis Joinet, Bernard Kouchner, Noel Mamère, Eduardo Manet, Sophie Marceau, Jorge Masetti, Robert Ménard, Carlos Monsivais, Edgar Morin, Christine Ockrent, Edwy Plenel, Hugues Quester, Jean-Michel Ribes, Cristina Rivero, Alain Rossinot, Barbara Schulz, Jorge Semprún, Yves Simon y Benjamín Stora.

Próximamente, el comité, coordinado por Reporteros sin Fronteras y Sin Visa, emprenderá diferentes acciones en favor de todos los disidentes : La publicación de un libro negro sobre Cuba, presentando documentos e informes de organizaciones de derechos humanos, sobre la situación del país. La realización de un documental sobre la historia de la libertad de prensa en Cuba, antes y después de 1959. La difusión de una campaña de prensa de sensibilización, destinada a los turistas que eligen Cuba como destino (creación de Les ouvriers du paradis). Reporteros sin Fronteras intervendrá próximamente en la Unión Europa, para reclamar sanciones para los altos responsables políticos cubanos. La organización hace un llamamiento para que sean aun más los medios de comunicación que apadrinen al periodista y poeta Raúl Rivero.

En el pasado marzo, cuando todas las miradas estaban dirigidas hacia Bagdad, Fidel Castro encarcelaba a cerca de 80 disidentes, y les condenaba a penas que van de 14 a 28 años de cárcel. Escritores, periodistas, defensores de los derechos humanos y opositores iban a parar a los calabozos cubanos, situados frecuentemente a cientos de kilómetros de sus casas. Vejados, privados de visitas y humillados, a esos ?traidores contrarrevolucionarios? les confirmaron después las condenas. El poeta y periodista Raúl Rivero fue condenado así a 20 años de cárcel, en un proceso a puerta cerrada calificado de ?estalinista? : justicia expeditiva, negación del derecho a la defensa, testimonios de agentes infiltrados, dossier montado desde hacía meses, declaraciones de vecinos, acusaciones basadas únicamente en delitos de opinión."


Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem