Segunda-feira, 20 de Maio de 2019
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº1037
Menu

IMPRENSA EM QUESTãO >

Carles Esteban

20/03/2006 na edição 373

‘El pasado domingo en la sección de crítica televisiva, el periodista Víctor Amela publicó un artículo que titulaba ‘Para qué es una televisión pública’ en la que comentaba un programa que TV3 iba a emitir al día siguiente en el espacio Entre línies, que dirige Ramon Pellicer. En dicho reportaje se denunciaban presuntas irregularidades en los programas de ayuda a niños de países pobres, en concreto de El Salvador, de la ONG Ajuda en Acció, filial catalana de Ayuda en Acción. En su columna Amela escribía: ‘TV3 demuestra con este reportaje para qué sirve una tele pública: desenmascara el negocio del niño pobre, que consiste en que algún desaprensivo viva bien a costa de la miseria de unos niños yde la penita que aquí nos dan’. A partir del lunes, la oficina del Defensor del Lector comenzó a recibir un reguero de cartas de personas que afirmaban conocer la ONG yseguían su labor (algunos explicaban que llevaban varias años en el programa de apadrinamiento de niños) yprotestaban por el contenido del programa televisivo ypor la crítica que mereció en las páginas de La Vanguardia.

El pasado miércoles, el propio Víctor Amela publicaba en la contra una entrevista a Ana Lorena Orellana, directora del programa nacional de Ayuda en Acción en El Salvador. La entrevista se titulaba ‘El apadrinamiento de niños es transparente’, y, en una columna anexa, el periodista señalaba que la crítica televisiva que había escrito el domingo anterior reflejaba su indignación por lo que el reportaje televisivo denunciaba, pero señalaba: ‘Tras escuchar a Orellana, he entendido cómo funciona el apadrinamiento’. En fin, añadía que ‘del reportaje televisivo se desprendía que esta ONG estafa a padrinos yapadrinados… Y no es así’.

Siguiendo la polémica, el pasado jueves, el periodista Ramon Pellicer, director del programa Entre línies, publicaba una nota en la sección Cartas de los Lectores titulada ‘Acusación inaceptable’ en la que, en relación con la entrevista aparecida en la contra, decía: ‘Considero inaceptable que se cuestione la profesionalidad, el rigor yla honestidad de los reporteros ydel propio programa Entre línies’. Y añadía que el trabajo periodístico emitido ‘había contrastado de forma exhaustiva todas las informaciones’.

Este espacio no es el lugar adecuado para entrar a valorar el trabajo de los profesionales de otro medio de comunicación, que merecen todo nuestro respeto, pero creo que es obligatorio yjusto ofrecer a nuestros lectores, especialmente a los que han enviado decenas de cartas sobre el particular, una explicación de por qué se publicó una crítica elogiando una denuncia ydías más tarde se entrevistaba al denunciado yse descalificaba la denuncia.

En ese sentido, Víctor Amela argumenta lo siguiente: ‘Seguro que cualquier telespectador que viese el reportaje de TV3 el lunes por la noche se indignó tanto como yo mientras lo veía en mi DVD el sábado (TV3 me había adelantado una grabación): ¡la ONG Ajuda en Acció estafaba, puesto que el dinero enviado desde aquí por una madrina catalana – Juanita- a un niño de El Salvador no le había llegado al chaval! Publiqué una crítica de televisión el domingo en la que aplaudí el reportaje yamonesté a la ONG… El lunes por la mañana me llamaron desde Ajuda en Acció, contrariados: ¡mi crítica estaba provocando que muchos padrinos se dieran de baja! ´Y más que se darán de baja cuando vean cómo actuáis en el reportaje de TV3, esta noche…´, les reprendí. Ellos me anunciaron que esa misma tarde aterrizaba en Barcelona la directora de proyectos de la ONG en El Salvador (Ana Lorena Orellana), que, alarmadísima, llegaba para ver el reportaje. Pedí entrevistarla para conocer su versión de lo sucedido con la madrina Juanita. Publiqué esa entrevista el miércoles en la contra,ya ella me remito. Cotejados reportaje yentrevista, sobran datos para formarse opinión’.

HORSEBALL. En la edición del pasado 5 de marzo la sección de Deportes incluyó un reportaje firmado por Ramon Balmes titulado ‘El horseball seduce a Catalunya’, en el que se explicaba el auge de este deporte en que dos equipos montados a caballo pugnan por introducir a través de un aro un balón similar a los utilizados en el fútbol pero con seis asas de cuero. Un deporte que se definía como una mezcla de baloncesto, rugbye hípica.

El lector Gustavo Besada escribe a propósito del reportaje para rebatir la afirmación que se realizaba en el texto de que este deporte nació en los años setenta por inspiración de un ex jugador de rugbye instructor hípico francés llamado Jean-Paul Depons. En concreto, asegura: ‘Este deporte, también conocido como pato en Argentina, no sólo se practica desde los tiempos del Virreynato del Río de la Plata en estas tierras, sino que es además el deporte nacional de este país, motivo por lo que se está preparando en Argentina el primer campeonato mundial de pato-horseball’. El lector finaliza su comunicación pidiendo que se reconozca que ‘no es sólo un deporte popular, sino además el deporte nacional argentino’.

El autor del reportaje, Ramon Balmes, responde: ‘¿Es lo mismo fútbol que fútbol sala? El símil es aplicable al pato yal horseball. Estamos ante dos deportes con una raíz de fondo idéntica, pero con normas, reglamentos ycaracterísticas distintas. De acuerdo con la Federación Internacional de Horseball, constituida en 1999, esta disciplina ecuestre fue inventada a finales de los años setenta en Francia por el ex jugador de rugbye instructor hípico Jean-Paul Depons. Desde el año 2004 el horseball es una disciplina reconocida por la Federación Ecuestre Internacional (FEI). El primer mundial de pato-horseball que se celebra en Argentina la primera semana del próximo mes de abril (en un esfuerzo para que este deporte alcance reconocimiento olímpico) servirá para que jugadores de horseball ypato compitan juntos. Precisamente, para la celebración de este campeonato mundial la Federación Internacional de Horseball ha elaborado un reglamento unificado de horseball y pato en el que se han aceptado básicamente todas las normas que rigen en los partidos de horseball, según informa la Real Federación Hípica Española. Finalmente, para el seleccionador catalán, Josep Ferrer, horseball ypato son dos disciplinas distintas’.

En la weeb oficial de la Federación Internacional de Horseball (FIHB) – de la que Argentina no forma parte-, se explica que este deporte está ciertamente inspirado en el tradicional pato argentino, aunque la competición se realiza en un campo de juego más pequeño ycon algunas normas reglamentarias diferentes. En algunos ambientes, dicho deporte se conoce como pato indoor, ya que al utilizar campos de juego de dimensiones más reducidas no es infrecuente que la competición se realice en instalaciones ecuestres cubiertas.’

Todos os comentários

VOZ DOS OUVIDORES >

Carles Esteban

20/03/2006 na edição 373

‘El pasado domingo en la sección de crítica televisiva, el periodista Víctor Amela publicó un artículo que titulaba ‘Para qué es una televisión pública’ en la que comentaba un programa que TV3 iba a emitir al día siguiente en el espacio Entre línies, que dirige Ramon Pellicer. En dicho reportaje se denunciaban presuntas irregularidades en los programas de ayuda a niños de países pobres, en concreto de El Salvador, de la ONG Ajuda en Acció, filial catalana de Ayuda en Acción. En su columna Amela escribía: ‘TV3 demuestra con este reportaje para qué sirve una tele pública: desenmascara el negocio del niño pobre, que consiste en que algún desaprensivo viva bien a costa de la miseria de unos niños yde la penita que aquí nos dan’. A partir del lunes, la oficina del Defensor del Lector comenzó a recibir un reguero de cartas de personas que afirmaban conocer la ONG yseguían su labor (algunos explicaban que llevaban varias años en el programa de apadrinamiento de niños) yprotestaban por el contenido del programa televisivo ypor la crítica que mereció en las páginas de La Vanguardia.

El pasado miércoles, el propio Víctor Amela publicaba en la contra una entrevista a Ana Lorena Orellana, directora del programa nacional de Ayuda en Acción en El Salvador. La entrevista se titulaba ‘El apadrinamiento de niños es transparente’, y, en una columna anexa, el periodista señalaba que la crítica televisiva que había escrito el domingo anterior reflejaba su indignación por lo que el reportaje televisivo denunciaba, pero señalaba: ‘Tras escuchar a Orellana, he entendido cómo funciona el apadrinamiento’. En fin, añadía que ‘del reportaje televisivo se desprendía que esta ONG estafa a padrinos yapadrinados… Y no es así’.

Siguiendo la polémica, el pasado jueves, el periodista Ramon Pellicer, director del programa Entre línies, publicaba una nota en la sección Cartas de los Lectores titulada ‘Acusación inaceptable’ en la que, en relación con la entrevista aparecida en la contra, decía: ‘Considero inaceptable que se cuestione la profesionalidad, el rigor yla honestidad de los reporteros ydel propio programa Entre línies’. Y añadía que el trabajo periodístico emitido ‘había contrastado de forma exhaustiva todas las informaciones’.

Este espacio no es el lugar adecuado para entrar a valorar el trabajo de los profesionales de otro medio de comunicación, que merecen todo nuestro respeto, pero creo que es obligatorio yjusto ofrecer a nuestros lectores, especialmente a los que han enviado decenas de cartas sobre el particular, una explicación de por qué se publicó una crítica elogiando una denuncia ydías más tarde se entrevistaba al denunciado yse descalificaba la denuncia.

En ese sentido, Víctor Amela argumenta lo siguiente: ‘Seguro que cualquier telespectador que viese el reportaje de TV3 el lunes por la noche se indignó tanto como yo mientras lo veía en mi DVD el sábado (TV3 me había adelantado una grabación): ¡la ONG Ajuda en Acció estafaba, puesto que el dinero enviado desde aquí por una madrina catalana – Juanita- a un niño de El Salvador no le había llegado al chaval! Publiqué una crítica de televisión el domingo en la que aplaudí el reportaje yamonesté a la ONG… El lunes por la mañana me llamaron desde Ajuda en Acció, contrariados: ¡mi crítica estaba provocando que muchos padrinos se dieran de baja! ´Y más que se darán de baja cuando vean cómo actuáis en el reportaje de TV3, esta noche…´, les reprendí. Ellos me anunciaron que esa misma tarde aterrizaba en Barcelona la directora de proyectos de la ONG en El Salvador (Ana Lorena Orellana), que, alarmadísima, llegaba para ver el reportaje. Pedí entrevistarla para conocer su versión de lo sucedido con la madrina Juanita. Publiqué esa entrevista el miércoles en la contra,ya ella me remito. Cotejados reportaje yentrevista, sobran datos para formarse opinión’.

HORSEBALL. En la edición del pasado 5 de marzo la sección de Deportes incluyó un reportaje firmado por Ramon Balmes titulado ‘El horseball seduce a Catalunya’, en el que se explicaba el auge de este deporte en que dos equipos montados a caballo pugnan por introducir a través de un aro un balón similar a los utilizados en el fútbol pero con seis asas de cuero. Un deporte que se definía como una mezcla de baloncesto, rugbye hípica.

El lector Gustavo Besada escribe a propósito del reportaje para rebatir la afirmación que se realizaba en el texto de que este deporte nació en los años setenta por inspiración de un ex jugador de rugbye instructor hípico francés llamado Jean-Paul Depons. En concreto, asegura: ‘Este deporte, también conocido como pato en Argentina, no sólo se practica desde los tiempos del Virreynato del Río de la Plata en estas tierras, sino que es además el deporte nacional de este país, motivo por lo que se está preparando en Argentina el primer campeonato mundial de pato-horseball’. El lector finaliza su comunicación pidiendo que se reconozca que ‘no es sólo un deporte popular, sino además el deporte nacional argentino’.

El autor del reportaje, Ramon Balmes, responde: ‘¿Es lo mismo fútbol que fútbol sala? El símil es aplicable al pato yal horseball. Estamos ante dos deportes con una raíz de fondo idéntica, pero con normas, reglamentos ycaracterísticas distintas. De acuerdo con la Federación Internacional de Horseball, constituida en 1999, esta disciplina ecuestre fue inventada a finales de los años setenta en Francia por el ex jugador de rugbye instructor hípico Jean-Paul Depons. Desde el año 2004 el horseball es una disciplina reconocida por la Federación Ecuestre Internacional (FEI). El primer mundial de pato-horseball que se celebra en Argentina la primera semana del próximo mes de abril (en un esfuerzo para que este deporte alcance reconocimiento olímpico) servirá para que jugadores de horseball ypato compitan juntos. Precisamente, para la celebración de este campeonato mundial la Federación Internacional de Horseball ha elaborado un reglamento unificado de horseball y pato en el que se han aceptado básicamente todas las normas que rigen en los partidos de horseball, según informa la Real Federación Hípica Española. Finalmente, para el seleccionador catalán, Josep Ferrer, horseball ypato son dos disciplinas distintas’.

En la weeb oficial de la Federación Internacional de Horseball (FIHB) – de la que Argentina no forma parte-, se explica que este deporte está ciertamente inspirado en el tradicional pato argentino, aunque la competición se realiza en un campo de juego más pequeño ycon algunas normas reglamentarias diferentes. En algunos ambientes, dicho deporte se conoce como pato indoor, ya que al utilizar campos de juego de dimensiones más reducidas no es infrecuente que la competición se realice en instalaciones ecuestres cubiertas.’

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem