Segunda-feira, 23 de Outubro de 2017
ISSN 1519-7670 - Ano 19 - nº963

VOZ DOS OUVIDORES > DEFENSORIA DEL PUBLICO

Cynthia Ottaviano

Por lgarcia em 08/08/2013 na edição 758

“La responsabilidad social de los medios en la cobertura de casos policiales”, copyright Defensoria del Público, Argentina, 7/8/2013

"Más de treinta profesionales de medios audiovisuales, a los que se agregaron columnistas de prensa escrita, participaron de un debate acerca del periodismo vinculado a temas policiales, organizado por la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual de Argentina.

La actividad reunió a cronistas, camarógrafos, editores, periodistas y productores ejecutivos de la TV Pública, Télam, C5N, Canal 9, Radio Continental, Canal 13, la Radio de las Madres y de distintos programas radiales y televisivos. Se habló de la forma en que los medios encaran periodísticamente lo referido a crímenes y delitos, el derecho a la intimidad y el acoso ejercido a familiares de víctimas en busca de rating, entre otros temas.

“La precarización laboral también atenta contra la libertad de expresión”, sostuvo la Defensora del Público, Cynthia Ottaviano, al referirse a las malas condiciones de trabajo que experimentan muchos profesionales, presionados para llenar espacios y dar “primicias” que atraigan a la audiencia. “Cuando se conoce una noticia, la perspectiva del hecho suele ser la de la policía, porque es la primera fuente consultada”, agregó. Y concluyó que “el periodista se ha convertido en fuente, como cuando se declara 'esto lo dijo tal conductor'”, lo que atenta contra la rigurosidad de los hechos a la hora de informar.

Carolina Balderrama, periodista de Radio Continental, recordó una discusión mantenida con un editor, que justificó haber dado espacio a la virginidad de una niña como dato “importante” relacionado con su crimen. Graciela Stuchlik, editora de la agencia de noticias Télam, celebró “la apertura de este espacio para discutir temas de nuestro trabajo”, como forma de “cortar con las estigmatizaciones que suelen dar vueltas en muchos programas radiales y de TV, como llamar 'pibes chorros' a los adolescentes”.

La principal demanda transmitida por los participantes se relacionó con la falta de capacitación. “No tenemos equipos periodísticos que nos acompañen en las salidas -afirmó Marcela Ojeda, cronista de Radio Continental-, y por lo general, los gerentes ven una imagen en la TV y nos mandan a cubrir”. Las presiones para que siempre haya “algo importante” al aire también fueron marcadas por Fernando Alonso, responsable de los informes desde exteriores de la TV Pública: “Al cronista lo obligan a seguir con un negocio que no es suyo. Tenemos que defender al público de eso, pero también nos tenemos que defender a nosotros mismos. Hay que resguardar a la audiencia de una violencia que es redactada, por eso este debate es tan útil”.

Otro de los que reclamó preparación profesional fue Andrés Perrone, editor de Canal 9. La Defensora Ottaviano explicó detalles de las tres jornadas de capacitación que se realizarán en ese canal y adelantó la intención de organizar encuentros también con los licenciatarios de otros medios audiovisuales. “La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual habla concretamente de la responsabilidad social que deben tener los medios”, recordó la Defensora, que destacó a la información “como un derecho y no como un negocio, como en la época de la dictadura”.

Con respecto a ese cambio de paradigma, Emilio Ruchansky, columnista de la TV Pública y del diario Página 12, habló de la cláusula de conciencia que en estos momentos estudia el Senado, para resguardar a los periodistas ante las órdenes de emitir mensajes o contenidos con los que están en desacuerdo. “Sería muy bueno estar protegidos en ese sentido”, profundizó Ruchansky. Y agregó la necesidad de “resguardar también a los que sufren las guardias o las persecuciones periodísticas. Si un cronista o un periodista en el estudio exige que alguien declare algo y esa persona no quiere hablar, es una barbaridad que lo obliguemos a hacerlo”.

Miriam Lewin, periodista de investigación, apoyó el análisis. “A veces no tenemos respeto, salimos a buscar la palabra en caliente de alguien, para conseguir declaraciones supuestamente exclusivas y nos olvidamos de la dignidad de las personas. Todo eso hay que corregirlo”.

Paolo Menghini, editor de la TV Pública, declaró: “Desde mi doble condición: trabajador de los medios, pero a la vez padre de Lucas, fallecido en la tragedia ferroviaria de Once, creo estar capacitado para decir que la defensa de la intimidad de la víctima tiene que estar en la conciencia del periodista. Porque además del famoso rating, detrás de esos acontecimientos hay un montón de gente destruida”.

Todos os comentários

x

Indique a um amigo

Este é um espaço para você indicar conteúdo do site aos seus amigos.

O Campos com * são obrigatórios.

Seus dados

Dados do amigo (1)

Dados do amigo (2)

Mensagem